IMAGEN-LABOR-SOCIAL

En un Mundo dispar, en guerra, donde cada día hay más niños con hambre; nacen nuevas generaciones sin sueños y muchos padres se rinden ante la dureza de la vida y de la sociedad o lloran con desesperación ante la frustrante noticia de un hijo aquejado por el cáncer.

En Venezuela se crea desde el amor de una familia la Fundación Tocando el Cielo y a Grupo Call & Call y sus colaboradores nos tocó el Corazón y por eso se convirtieron en nuestra noble forma de devolverle a la sociedad en forma de sonrisas y ayuda. Queremos contarles y que se contagien de la hermosa labor que año tras año la fundación viene trabajando.

Fundación Tocando el Cielo es una Asociación Civil sin fines de lucro, con personalidad jurídica propia, con duración de tiempo indefinido y conformada por una Junta Directiva, una sociedad de padres y representantes y un equipo interdisciplinario que surge como resultado de la iniciativa, valores, cariño y respeto que nos brindaron nuestros padres desde hace muchos años, inculcándonos el valor por el ser humano y la alegría de vivir con el corazón repleto de la gracia de Dios.

Nosotros, Jimena y Rodrigo Misle Rodriguez somos los fundadores y éramos muy pequeños cuando nuestros padres empezaron a enseñarnos que en la carta al niño Jesús de diciembre, debíamos pedir regalos, no solo para nosotros sino un regalo especial para alguien necesitado.

Fue así como nosotros, apoyados por nuestros padres (Maria Helena Rodriguez y Pedro Misle), empezamos a entregar algo de eso que con tanto cariño nos traía el niño Jesús. Al principio a niños de la calle, luego escogíamos una familia y así empezó a crecer lo que hoy con inmenso cariño y el apoyo de muchos, se llama FUNDACION TOCANDO EL CIELO.

Un camino recorrido a través de tantos senderos diferentes ha sido el regalo que Dios nos ha dado. Ha sido un privilegio para nosotros, el conocer personas que después de vivir tormentas de dolor, de cargar con todos los sentimientos que un corazón pueda albergar, miran al cielo y dicen: Ya pasara, Dios te amamos y contigo nos quedaremos siempre…

Y es que es muy simple, debemos devolverle a Dios parte de lo que Él nos ha dado y cumplir con ese compromiso en tiempo, talento y tesoro. Es decir, voluntariado, aportando no solo nuestro dinero, no importa la cantidad, sino la seriedad y permanencia en el tiempo…

Tenemos dos objetivos básicos:

1.- Atender a niños con enfermedades terminales. Colaborando con ellos en el Oncológico Luis Razzetti, llevando mercados para sus madres, llevándoles dinero que recogemos de las rifas de forma que puedan solventar sus necesidades del día a día, recordemos que estos niños saben cuándo ingresan pero no saben cuándo les dan de alta, pueden pasar hasta 6 meses en tratamiento dentro del hospital.

Cualquier cosa para su distracción: libros, películas, cotufas, videos juegos, música, en fin… son bienvenidos…

Esta actividad es durante el año, no tiene fecha específica… Cualquier donativo que nos quieran hacer en este sentido, avísennos…

2.- El segundo objetivo de la fundación es para niños con necesidades afectivas y económicas, y para ellos Organizamos una fiesta que se llama FIESTA PARA EL CORAZON, esta fiesta se hace una vez al año, se escoge una zona con necesidades críticas diferentes cada año. Para esto:

  • Se hace un censo de la zona con ayuda de las personas que residen para saber cuántos niños hay, sus edades y sexo y poder de esta manera organizar la fiesta.
  • La fiesta para el corazón se hace siempre en diciembre.
Son muchos años repartiendo regalos, ropa, juguetes, útiles escolares… estos niños gozan de una fiesta con payasitas, piñatas, colchón inflable, comida, rifas, música y toda la alegría que tenemos para darles a esos niños.

QUIEN HACE SONREIR A UN NIÑO, HACE SONREIR A DIOS.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Mensaje

Haz un donativo y ayuda a alguien